El presidente de Rusia, Vladimir Putin (dcha.) y su homólogo sirio, Bashar al-Asad, en una reunión en Moscú, 21 de octubre de 2015.

El presidente ruso, Vladimir Putin, felicita a su par sirio, Bashar al-Asad, y a las fuerzas rusas y sirias por su victoria ante los terroristas en Deir ez-Zor.

“El comandante en jefe (de las Fuerzas Armadas) Vladimir Putin ha congratulado al mando militar ruso así como al mando del Ejército sirio por su victoria estratégicamente importante ante los terroristas del EIIL (Daesh, en árabe)», ha afirmado este martes el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, a los periodistas, según la agencia estatal de noticias TASS.

El vocero también ha dicho que Putin envió a través de Telegram un mensaje de felicitación a Al-Asad por la ruptura del asedio terrorista en la ciudad oriental de Deir ez-Zor en el que alaba este logro como un paso importante hacia la recuperación de otros puntos del territorio sirio que están bajo el dominio del EIIL.

En otra parte de sus declaraciones, Peskov ha señalado que medio centenar de terroristas fueron abatidos cuando intentaban realizar ataques suicidas en un intento por proteger su presencia en la ciudad oriental siria.

Además, ha asegurado que las fuerzas sirias y rusas siguen ganando terreno ante los terroristas y, actualmente ,“la batalla se ha mudado a las calles de Deir ez-Zor”.

Por su parte, el ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigu, haciendo hincapié en que Deir ez-Zor es el principal punto estratégico del río Éufrates, ha dicho que acabar con el cerco de Daesh sobre esta ciudad, ha allanado el camino para expulsar a los terroristas de otras zonas del país árabe.

En los dos últimos días, el Ejército sirio lanzó una ofensiva desde dos frentes de la vecina provincia de Homs para llegar a Deir ez-Zor, ciudad que una parte está dominada por las fuerzas gubernamentales y, otra, por los terroristas.