Los políticos europeos que instan a frenar las negociaciones sobre el ingreso de Turquía en la Unión Europea actúan de manera amoral, declaró el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.

El martes, la canciller alemana, Angela Merkel, dijo que recomendará a la Unión Europea plantearse suspender o poner fin a las negociaciones sobre la admisión de Turquía en la Unión Europea.

“Hablar de la suspensión de las negociaciones con Turquía (sobre la entrada en la Unión Europea) es políticamente amoral”, afirmó el líder turco.

“Ellos se acuestan y se levantan con pensamientos sobre Turquía y Erdogan, ¿qué les ha hecho Erdogan?”, cuestionó el mandatario, agregando que su país no renuncia oficialmente a sus propósitos de entrar en la Unión Europea, y quisiera que los organismos europeos fueran más sinceros en sus programas para Ankara.

Según el líder turco, los países de Europa no cumplieron sus promesas ni en cuanto a la suspensión de visados para los ciudadanos turcos, ni en cuanto a la ayuda financiera a los refugiados que entran en el país.

Turquía solicitó su adhesión a la Comunidad Económica Europea (CEE) en 1959, al año siguiente de la creación de este organismo, y en 1963 firmó un acuerdo de asociación con la CEE como medida previa a una integración cabal.

Desde 1999 Turquía es candidata al ingreso en la Unión Europea y entabló negociaciones formales para la incorporación de la nación turca en 2005.

Las conversaciones de adhesión entre Turquía y la Unión Europea se mantienen virtualmente congeladas, debido a la campaña de purgas que Ankara lanzó contra sus oponentes tras el fallido golpe de Estado del 15 de julio de 2016, provocando fuertes críticas en Bruselas.

Etiquetas: ; ;