Miles de habitantes de Deir-ez-Zor pudieron salir a las calles después de tres años asediados. Hoy cantan y corean con alegría por la victoria obtenida a manos del ejército gubernamental.

El ejército de Assad es reconocido como un ejército liberador al entrar en las ciudades. Gracias a ellos los terroristas han sufrido la mayor derrota de todas las que han sufrido. Los disparos que se escuchan ahora desde esta ciudad son para festejar la liberación.

 

Etiquetas: ;