La posición del gobierno japonés sobre los «territorios del norte» (así el Japón llama las Islas Kuriles del Sur de Rusia) no cambiará, así como su postura sobre la realización de actividades económicas conjuntas con Rusia en la zona, dijo el viernes el jefe del Gabinete Japonés, Yoshihide Suga.

«Nuestra declaración principal es que la posición de Japón en los territorios del norte y las actividades económicas conjuntas no cambiarán», dijo. «Continuaremos las conversaciones detalladas con Rusia teniendo en cuenta nuestra posición de que la cuestión territorial de las cuatro islas debe ser resuelta y un tratado de paz debe ser firmado». Al mismo tiempo, Suga mencionó un acuerdo alcanzado en la cumbre de Vladivostok para enviar otra delegación compuesta por funcionarios y empresarios japoneses a las Islas Kuriles del Sur para evaluar proyectos económicos conjuntos sobre el terreno.

El viceprimer ministro ruso Igor Shuvalov dijo anteriormente que Moscú y Tokio habían estado considerando cuatro o cinco campos de cooperación en las islas Kuriles del Sur. Según los medios japoneses, incluyen particularmente el turismo, la energía eólica y el desarrollo de la acuicultura.

La cuestión de las islas Kuriles del Sur

Desde mediados del siglo XX, Rusia y Japón han celebrado consultas para lograr un tratado de paz posterior a la Segunda Guerra Mundial. La cuestión de las islas Kuriles sigue siendo el punto crítico desde que después de la Segunda Guerra Mundial las islas fueron entregadas a la Unión Soviética, mientras que Japón ha declarado las reclamaciones a las cuatro islas del sur. En 1956, los dos países firmaron una declaración común sobre el fin del estado de guerra y el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y de todas las demás, pero aún no se ha alcanzado un tratado de paz. Moscú ha declarado muchas veces que la soberanía de Rusia sobre las islas no podría ser cuestionada.

El 15-16 de diciembre de 2016, el presidente ruso visitó Japón el primero en 11 años. Vladimir Putin y el primer ministro japonés Shinzo Abe adoptaron una declaración conjunta diciendo que las consultas sobre actividades económicas conjuntas en las islas Kuriles del Sur podrían convertirse en un paso importante en el camino hacia un tratado de paz. Las primeras consultas sobre actividades económicas conjuntas, en las que participaron los ministros de Asuntos Exteriores rusos y japoneses, se celebraron en Tokio el 18 de marzo. Después de las consultas, Japón dijo que los participantes en la reunión habían presentado sus planes específicos sobre cooperación en la industria sanitaria, .

Según los medios de comunicación japoneses, Tokio y Moscú aún no han acordado formas de llevar a cabo la cooperación económica que no crearía problemas legales. Moscú cree que la cooperación debe llevarse a cabo de acuerdo con las leyes de Rusia, mientras que Tokio insiste en la creación de «un sistema especial» en las islas.

Etiquetas: ; ;