El gobierno sirio negó que este país árabe posea gases químicos venenosos y calificó su uso de crimen moral, en carta dirigida al Presidente del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, informaron hoy medios de prensa.

La misiva entregada a través de su representación permanente ante la Oficina de Naciones Unidas en esa ciudad suiza, responde a acusaciones de una Comisión Internacional Investigadora sobre el presunto uso de gases químicos en Khan Sheikhoun, provincia norteña de Idleb, y otras áreas.

‘Siria nunca usó ni usará gases venenosos contra su propio pueblo, en primer lugar, porque el Estado sirio principalmente no tiene estos gases, y, en segundo lugar, el uso de estos gases es una ofensa moral que sólo puede ser condenada’, indicó la misiva.

El gobierno sirio denunció en su misiva el carácter selectivo y politizado practicado por la Comisión Internacional de Investigación, creada por el Consejo de Derechos Humanos, a la cual acusó también favorece intereses de ciertos países occidentales, a los que no identificó.

En abril último, el viceprimer ministro y canciller sirio, Walid al-Moallem, reiteró el rechazó de este estado árabe a la utilización de armamento químico, y responsabilizó a los grupos terroristas de recepcionar sustancias tóxicas procedentes de Turquía.

Etiquetas: ; ; ;