Desde su inicio en 2011 hasta la fecha, el conflicto armado en Siria provocó pérdidas en el sector energético por valor de más de cuatro mil millones de dólares, dijo hoy una fuente gubernamental.

El ministro de Electricidad, Mohamed Zuhair Kharbotli, declaró al diario sirio Al Watan que las instalaciones generadoras más dañadas por ataques y sabotajes terroristas se ubican en las provincias de Alepo, Hama, Homs y Deir Ezzor.

Tras manifestar que muchas de las plantas afectadas son reparadas, el ministro apuntó que cada día para su funcionamiento esas unidades necesitan suministros de más de 20 millones de metros cúbicos de gas y 10 mil toneladas de combustible.

Con la apertura de nuevos pozos gasíferos, aumentarán los volúmenes productivos de ese elemento y por tanto se incrementará la disponibilidad de electricidad en este territorio, valoró la fuente.

Refirió que como parte de la recuperación, recientemente Siria reanudó la exportación de electricidad a El Líbano, con lo que este Estado cumple con un acuerdo bilateral suscrito desde mediados de los años 90 del pasado siglo.

Además de El Líbano, el sistema electroenergético nacional está interconectado con redes de países vecinos como Turquia, Irak, Jordania y Egipto, añadió.

Recientemente el gobierno de esta nación árabe dio a conocer que especialistas del ramo eléctrico ya comenzaron a reparar la línea de alta tensión entre Homs y Deir Ezzor.

También concluyeron los trabajos de rehabilitación de 166 kilómetros, con el fin de suministrar electricidad a Palmira, Sukhneh y la propia Deir Ezzor.

Etiquetas: ; ;