El comandante militar del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), Haj Abu Mustafa, ofrece entrevista a Al-Mayadeen, 9 de septiembre de 2017.

Un alto comandante de Hezbolá corrobora, por primera vez, que este movimiento ha luchado desde 2014 contra Daesh en la ciudad sitiada siria de Deir Ezzor.

En una entrevista concedida el sábado a la cadena de televisión libanesa Al-Mayadeen, Haj Abu Mustafa, un alto cargo del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), reconoció “oficialmente” que sus fuerzas se encontraban desde 2014 sitiadas en Deir Ezzor (este de Siria) por los terroristas del EIIL (Daesh en árabe).

Abu Mustafa, que capitaneaba las unidades del movimiento libanés en esa ciudad desbloqueada el martes por el Ejército sirio después de casi tres años del asedio del EIIL, recalcó que la ruptura del cerco a la ciudad y su aeropuerto militarsignifica una “verdadera victoria estratégica”.

Además, agradeció a Irán y Rusia por sus roles clave y sus apoyos, puesto que fortalecieron la resistencia de Hezbolá y el Ejército Árabe Sirio durante los años del asedio terrorista.

“De no haber sido por la coalición Irán-Rusia-Siria, este logro nunca se habría cosechado”, subrayó.

Abu Mustafa también dijo que el elemento cardinal para la victoria en la ciudad de Deir Ezzor fue una profunda cooperación entre los militares y civiles, que según las estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), se cifran en unos 100.000.

“Las batallas por Deir Ezzor se debieron a la dedicación y el sacrificio (de las fuerzas) y la razón detrás de estos triunfos en Deir Ezzor fue la unidad entre todas las partes sitiadas en la urbe”, matizó.

La entrevista supone un paso político y mediático hecho por Hezbolá. Abu Mustafa aclaró que su comparecencia ante la prensa fue por un encargo directo del secretario general del movimiento libanés, Seyed Hasan Nasrolá.

Los recientes progresos del Ejército sirio en Deir Ezzor se consideran un “punto de inflexión” en la crisis siria iniciada en 2011, de tal modo que el Ministerio ruso de Defensa proclamó que este logro supera en importancia y escala a todas las victorias de los últimos tres años.