El presidente de Moldavia, Igor Dodon, declaró en una entrevista con Sputnik que no firmará leyes antirrusas y está seguro de que el pueblo moldavo le apoya.

«Conscientemente vetaré cualquier ley que, en mi opinión, no corresponda a los intereses del Estado», dijo.

Dodon precisó que se refiere a la ley para establecer el 9 de mayo, día de la victoria soviética sobre la Alemania nazi, como Día de Europa, y a la ley sobre la llamada propaganda rusa.

«Incluso si el Parlamento las aprueba dos o tres veces, no las firmaré con lo cual no entrarán en vigor», resaltó.

De acuerdo con la legislación, explicó el dirigente moldavo, en este caso el Parlamento debería declarar que el presidente viola la Constitución e iniciar el procedimiento de destitución a través de un referéndum.

«Estoy dispuesto a que se celebre, estoy seguro de que la gente estará a mi lado», dijo.

Dodon señaló que no descarta la posibilidad de bloquear todas las leyes del Parlamento, algo que sería «una opción extrema».

Con la alta aprobación de la que goza actualmente el presidente, el Parlamento no se atrevería a convocar el referéndum, aseguró Dodon.

«Su tarea es bajar los índices de aprobación y con este fin provocan a Rusia para que cese las exportaciones, nos provocan para que cometamos errores pero no los cometeremos, con lo cual con toda probabilidad no van a apostar por un plebiscito porque perderán», expresó.

A finales de septiembre el Parlamento moldavo planea volver a examinar las leyes rechazadas por Dodon, así como debatir medidas para prohibir la difusión de varios programas de información de televisión rusos.

Etiquetas: ; ;