El primer ministro libanés, Saad Hariri, buscará en Rusia actualizar el armamento del Ejército y tratar la situación de los refugiados sirios, entre otros temas, según refiere hoy la Agencia Nacional de Noticias.

Hariri llegó el domingo a Moscú, donde tiene previsto entrevistarse con el presidente ruso, Vladimir Putin, para abordar los elementos de una solución política al conflicto de la vecina Siria.

A Beirut le preocupa el camino que van a tomar los refugiados sirios tras la finalización de la batalla contra el Estado Islámico o Dáesh, en tanto demanda que cualquiera sea el arreglo, ellos deben regresar a su país.

Una comunicación de la oficina del jefe del Gobierno libanés apuntó que Rusia desempeña un papel importante en la región y ya sea en Siria o en las negociaciones con el objetivo de alcanzar la paz en Astaná, Kazajstán, la solución debe incluir el retorno de los refugiados a su país.

La fuente añadió que en sus conversaciones con funcionarios rusos, el Hariri solicitará apoyo para fortalecer el Ejército como se acordó en 2010, aunque había quedado en letra muerta hasta ahora que el visitante la revivirá.

Otro de los asuntos previstos para la agenda de la visita del primer ministro incluye la solicitud de que Moscú dialogue con los funcionarios sirios a fin de completar la demarcación de la frontera libanesa-siria, indefinida aun en muchos puntos.

Etiquetas: ; ;