Los combatientes que se entrenan en la base norteamericana de la ciudad de Al Tanaf (Siria) bajo la supervisión de instructores de EEUU venden armas estadounidenses a Daesh —grupo terrorista proscrito en Rusia y otros países—, confesó el exjefe del servicio de seguridad del sector sirio de la base de EEUU, Mohamed Asalam.

La base de Al Tanaf, que se ubica en la zona fronteriza con Irak, sirve de terreno para entrenar a los combatientes de la oposición moderada, según EEUU.

«El apoyo clandestino se realizaba a través de la venta de armas a Daesh. Cuando lo sacamos a la luz, en seguida lo pusimos en conocimiento de las autoridades estadounidenses. Sin embargo, lo que ellos hicieron fue apoyar aún más a nuestro jefe [el cabecilla del grupo Maghawir al Thawra, Muhannad Talla]. Vendieron armas fabricadas en EEUU, gas natural licuado (GNL), automóviles, un gran número de rifles M-16; después de la última revisión de los estadounidenses, faltaban 4.700 rifles», explicó Asalam.

El grupo Maghawir al Thawra forma parte del Ejército Libre Sirio, la así llamada oposición moderada del país árabe.

Etiquetas: ; ;