La portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zakharova, ha criticado fuertemente las recientes declaraciones del embajador de Ucrania ante la ONU, Volodimir Yelchenko, acerca de la personalidad del ex embajador ruso Vitali Churkin, quien falleció en febrero pasado.

Yelchenko expresó que el nuevo representante permanente de Rusia ante las Naciones Unidas, Vitali Nebenzia, «no se comporta con tanta insolencia y rabia hacia Ucrania, algo que demostraba con gran placer el difunto señor Churkin», lo que simboliza «un giro para mejor» en las relaciones entre Kíev y Moscú, aunque no significa que la postura de Rusia cambie de algún modo.

Por su parte, en una entrevista con la cadena RBC, Zajárova indicó que «el representante de Ucrania ante la ONU solo puede atacar a los muertos. Pero no se atrevía a decírselo a Churkin cara a cara, porque tenía miedo».