Las columnas de automóviles militares rusos han llevado ayuda humanitaria para los habitantes de Deir-ez-Zor, después de unos días de haber sido liberada algunas regiones por parte del Ejército Sirio Árabe.

Los civiles esperan guardando su turno para recibir la ayuda humanitaria proveniente de Rusia, mientras cantan alegres canciones, y vitorean al presidente Assaad y a los militares sirios.

Aún se están limpiando de terroristas los suburbios de esta ciudad.