Corea del Norte podría lanzar un misil balístico intercontinental contra EE.UU. este lunes, el mismo día en que el CSNU decide nuevas sanciones en su contra.

De acuerdo con una publicación del diario británico Daily Star, “Kim (Jong-un) podría pulsar el botón rojo si el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) firma hoy (lunes) nuevas sanciones en una reunión en la sede de la ONU en Nueva York”.

El CSNU tiene previsto reunirse cerca de las 22:00 GMT de este lunes para votar un nuevo paquete de sanciones contra Corea del Norte, como respuesta para su sexta y más poderosa prueba nuclear realizada a principios de septiembre.

La votación fue fijada a petición de Washington, que propone adoptar una versión más suave de su proyecto de resolución contra Pyongyang con el objetivo de obtener el apoyo de Rusia y China.

De acuerdo con el diario, los funcionarios norcoreanos han sido vistos preparando una plataforma de lanzamiento de misiles en el distrito de Samjiyon de la provincia de Ryanggang (norte).

La preparación de la plataforma de lanzamiento que se sitúa a 2000 metros sobre el nivel del mar, implicaría que el líder norcoreano Kim Jong-un pudiese estar planificando un ataque contra EE.UU., según el rotativo.

Citando a observadores, Daily Star indica que Pyongyang está reemplazando los viejos misiles de medio alcance con nuevos misiles balísticos intercontinentales (ICBM, en inglés), bautizados como Hwasong-14, que según los expertos, es capaz de cargar una ojiva nuclear en su viaje a Estados Unidos continental.

El domingo, el Ministerio norcoreano de Exteriores, mediante un comunicado, advirtió que en caso de que el CSNU endureciera las sanciones en su contra, Pyongyang tomará medidas severas contra Estados Unidos que causarán un “dolor y sufrimiento» nunca experimentado por el país norteamericano.