La ciudad siria de Deir Ezzor logró resistir a pesar de los intentos del grupo terrorista Daesh, autoproclamado Estado Islámico (prohibido en Rusia) de ocuparla, y representa un símbolo de que sus planes se están derrumbando como un «castillo de naipes», declaró a Sputnik un oficial sirio.

«Daesh, con el apoyo de Occidente y de Arabia Saudí, intentó tomar nuestra ciudad, pero nosotros contábamos con una fuerte voluntad de vencer, y hoy ustedes pueden ver como todas sus ideas y sus planes se derrumban como un castillo de naipes», dijo el militar.

Aunque la provincia de Deir Ezzor todavía se encuentra casi por completo en manos de los yihadistas, que siguen llegando del territorio de Siria ya liberado, la ciudad resistió un cerco de tres años.

«Los terroristas no se esperaban encontrarse con un avance tan fuerte, estaban acostumbrados a que nunca nos alcanzaran las municiones, pero hoy tenemos de todo, y nuestros compañeros están con nosotros», afirma un guardia sirio entrevistado en el Estado Mayor de las operaciones.

En el Estado Mayor, que se asemeja a una simple caseta, los militares pueden beber un trago de agua fría, muy reconfortante cuando la temperatura alcanza los 42 grados en la sombra.

Uno de los comandantes revela que los habitantes de la ciudad ya recibieron ayuda humanitaria y cuenta con satisfacción que su mujer por fin podrá preparar algo que no sean judías blancas, «si es que no se olvidó después de tantos años».

Para cocinar de vez en cuando un plato de judías, principal alimento que les permitió sobrevivir el bloqueo, los habitantes de la ciudad se veían obligados a cortar todos los árboles que crecían en los alrededores, pues el combustible era sumamente caro, explica el interlocutor a la agencia.

Los testigos revelan que, cuando se acabaron los árboles, comenzaron a quemar puertas, ventanas y muebles.

«Lo que representó para ustedes el bloqueo de Leningrado (actual San Petersburgo, Rusia) durante la Segunda Guerra Mundial, lo mismo es en nuestra historia el bloqueo de Deir Ezzor», aseguró el oficial del Estado Mayor.

La víspera, se informó que las unidades del Quinto Cuerpo del Ejército de Siria entraron en la periferia sur de la ciudad de Deir Ezzor uniéndose a otras fuerzas gubernamentales lo que marcó el desmantelamiento definitivo del cerco en esta zona.

El 9 de septiembre por la noche, las tropas gubernamentales vencieron la resistencia de Daesh en la zona del aeródromo de Deir Ezzor, al sureste de la ciudad, y rompieron el cerco en el que los terroristas mantenían esa base aérea con su más de mil defensores desde enero pasado.