El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) aprobó el lunes por unanimidad nuevas sanciones, respaldadas por Estados Unidos, contra Corea del Norte por sus recientes pruebas nucleares.

La resolución fue aprobada después de que Estados Unidos acordara revisar su resolución inicialmente propuesta tras las preocupaciones de Rusia y China.

“Se terminó intentar empujar a Corea del Norte a que haga lo correcto, ahora actuamos para evitar que tenga la capacidad de seguir haciendo lo incorrecto”, declaró la embajadora estadounidense ante las Naciones Unidas, Nikki Haley.

Además aseveró que Estados Unidos “no busca una guerra” con Corea del Norte y que Pyongyang “no ha pasado el punto de no retorno”.

“Si (Corea del Norte) acuerda poner fin a su programa nuclear, puede recuperar su futuro. Si demuestra que puede vivir en paz, el mundo vivirá en paz con ellos. La elección es suya”, subrayó Haley tras adoptar las nuevas medidas.

Por su parte, Corea del Norte prometió el lunes responder a las nuevas sanciones con severas medidas contra Estados Unidos que le causarán a Washington un “dolor y sufrimiento” que nunca antes ha experimentado.

Todo esto se produjo después de que Corea del Norte confirmara el pasado 3 de septiembre haber llevado a cabo el exitoso ensayo de una bomba de hidrógeno con capacidad para ser instalada en misiles balísticos intercontinentales (ICBM, por sus siglas en inglés).

Durante los últimos años, Corea del Norte ha llevado a cabo un número de ensayas nucleares y balísticas que han aumentado la tensión en la península coreana así como las relaciones con Estados Unidos. Pyongyang defiende sus programas de misiles y nucleares como un medio para proteger al país de la hostilidad estadounidense y responde a “provocaciones” de Seúl y Washington.

Etiquetas: ;