Las autoridades judiciales de El Salvador rechazaron ayer la denuncia del derechista partido Arena por un supuesto espionaje político, pues los servicios de inteligencia están en función de combatir el crimen.

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Mauricio Ramírez, enfatizó que los cuerpos de inteligencia policial y del Estado están coordinados en el combate a la criminalidad, y negó que hagan labores de vigilancia política.

La formación oligárquica pidió a la Fiscalía General de la República una investigación por supuesto espionaje para afectar sus intereses partidistas, algo rechazado por Ramírez, quien enfatizó que la prioridad es luchar contra el crimen organizado.

Precisó que su ministerio coordina los diferentes órganos de inteligencia (estatal, militar y policial) para recabar información que tribute a las necesidades operativas en el combate contras las ‘maras’ (pandillas).

Aún así, el fiscal Douglas Meléndez confirmó que cumplirá nuevamente el pedido de Arena e iniciará la investigación, a riesgo de ganarse más críticas por su gestión políticamente sesgada y de cuestionables resultados.

Etiquetas: ; ;