Autoridades de la provincia siria de Deir ez Zor valoraron hoy que marcha de forma positiva el programa de distribución de ayuda humanitaria implementado por el gobierno para poblaciones necesitadas en la demarcación.

El gobernador de ese territorio nororiental, Mohammed Ibrahim Samrah, aseguró a medios televisivos que para suplir carencias de los pobladores, en los próximos días los mercados contarán con más productos, como alimentos, y artículos de primera necesidad.

Tales declaraciones de Samrah se dan luego de que la pasada semana unidades del Ejército sirio y tropas aliadas rompieron el cerco impuesto durante más de tres años sobre la ciudad de Deir ez Zor por terroristas del Estado Islámico o Daesh.

En concordancia con orientaciones del presidente del país, Bashar Al-Assad, en localidades del interior ya distribuimos suministros médicos, alimentos, artículos escolares y combustible, detalló.

Samrah, quien acusó a los grupos terroristas del Daesh de destruir en Deir ez Zor campos petroleros e infraestructuras como edificios gubernamentales y escuelas, reafirmó la voluntad de la población y el gobierno de ese territorio de reconstruir las instalaciones dañadas.