El equipo militar estadounidense está llegando a Gdansk para su posterior despliegue en Europa del Este como parte de la Operación Atlantic Resolve.

La Operación Atlantic Resolve fue lanzada para impulsar la presencia militar de la OTAN en Lituania, Letonia, Estonia y Polonia después de la erupción de la crisis ucraniana en 2014 con los países occidentales utilizando como pretexto la supuesta interferencia rusa en los asuntos de Ucrania.