La principal prioridad en Sudán del Sur es poner fin a la guerra para lograr la paz, advirtió el asesor presidencial sobre asuntos islámicos, jeque Juma Ali, citado hoy en medios locales.

Ali dijo que el presidente sursudanés, Salva Kiir, cree que una paz impuesta nunca durará. Y ‘no durará porque las partes para las que se impuso el acuerdo nunca cooperarán’, afirmó el funcionario al referirse a los desafíos del gobierno de transición y de los diversos actores que actualmente intentan implementar el pacto firmado en 2015.

‘El Presidente de la República está plenamente comprometido con poner fin a la guerra, traer la paz y hacer avanzar el país’, ratificó el jeque Ali, nombrado recientemente tras la muerte de Al-Tahir Bior Lueth Ajak en febrero.

La semana pasada, Kiir expresó en Juba ante líderes religiosos su preocupación por la situación de este país devastado por la guerra y al mismo tiempo rechazó cualquier acuerdo de paz que venga del exterior.

Alertó que algunas personas ‘vienen (a Sudán del Sur) con condiciones en lugar de venir a escucharnos, a ver lo que hemos hecho y cómo pretendemos superar retos y avanzar’.

Sé que para que cualquier acuerdo pueda resistir -añadió-, no es posible traerlo desde fuera. ‘Debe ser negociado directamente por los líderes obligados a tomar las decisiones difíciles’.

Estamos resueltos a detener esta guerra, pero sin amenazas porque este es nuestro pueblo y el país es nuestro, concluyó el mandatario.

Cientos de miles de ciudadanos en la nación de África oriental perdieron la vida y casi dos millones fueron desplazados o afectados desde el inicio del conflicto interno hace casi cuatro años.

Etiquetas: ; ;