Cuatro personas fueron sacadas de Fenway Park, hogar de los Medias Rojas de Boston, por colgar una pancarta grande que decía: «El racismo es tan estadounidense como el béisbol».

La pancarta en blanco y negro se dejó caer sobre la sección central del Monstruo Verde, la famosa pared del alto campo izquierdo del estadio, durante la cuarta entrada del partido contra Oakland.

En una declaración al Washington Post, los individuos que desplegaron la pancarta dijeron que eran «un grupo de manifestantes blancos antirracistas».

«Queremos recordarles a todos que así como el béisbol es fundamental para la cultura e historia estadounidenses, también lo es el racismo», añadió el grupo.

Tweets publicados en la cuenta de Twitter @AntifaBoston, incluyendo un video, afirmó que el grupo había mostrado la pancarta. Una declaración adicional criticó la historia de los Medias Rojas, que fue el último equipo en integrar a los jugadores de raza negra después del fin de la segregación racial en la Liga Mayor de Béisbol.

«Durante la cuarta entrada del juego de esta noche, cuatro fanáticos desplegaron una pancarta en la pared del jardín izquierdo, en violación de la política del club que prohíbe que signos de cualquier tipo sean colgados o colocados en el estadio», dijo el portavoz de Red Sox, Zineb Curran.

«Los individuos involucrados fueron escoltados fuera de Fenway Park».

El incidente se produce después de que el jardinero de los Orioles de Baltimore, Adam Jones, dijo que fue objeto de insultos raciales durante un partido en mayo. Sam Kennedy, el presidente de los Medias Rojas, pidió disculpas a Jones después de que dijo a USA Today que fue «llamado con la N-palabra (the N-word-que en forma peyorativa los racistas lo utilizan y que quiere decir negrata-Nigger) un par de veces» por sus partidarios.

Los Medias Rojas se disculparon ante Jones.

Etiquetas: ; ; ;