La gira de 77 horas que emprendió desde el viernes el presidente de la República, Nicolás Maduro, por Kazajistán y Argelia se inscribe en el objetivo de fomentar relaciones de hermandad y desarrollo compartido.

La premisa fue fortalecer las relaciones de cooperación “con ese mundo emergente que va a sustituir al mundo de los imperios”, subrayó el martes por la noche el jefe de Estado, durante un Consejo de Ministros efectuado en el Palacio de Miraflores, donde expuso un balance del periplo.

En Astaná participó en la primera Cumbre de Ciencia y Tecnología de la Organización para la Cooperación Islámica (OIC), y se reunió con los mandatarios de Irán, Hasán Rouhaní; de Turquía, Recep Tayyip Erdogan; y de Kazajistán, Nursultan Nazarbayev.

El lunes estuvo en Argelia, donde se encontró con el presidente del Senado, Abdelkader Bensalah.

Estos son los resultados de esta gira:

– Venezuela formará parte como miembro observador de la Organización para la Cooperación Islámica (OIC), que agrupa a 57 países emergentes “de los más poderosos del mundo”, destacó el mandatario.

– Con Irán conversó sobre la reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) y no Opep que se realizará el 20 de septiembre, en Viena, para ratificar el acuerdo de regulación de la producción petrolera con el fin de contribuir a la estabilización de los precios.

– La agenda bilateral será reforzada durante un encuentro, a efectuarse próximamente, de la Comisión Mixta de ambas naciones, en Teherán, que contemplará la firma de acuerdos vinculados con la alianza energética, construcción de viviendas y desarrollo de la industria farmacéutica.

– Se realizará una reunión de la Comisión Mixta binacional con Turquía en Estambul, para tocar aspectos vinculados con la “cooperación aérea, alimentaria, financiera, energética, comercial, económica, industrial, tecnológica, política y espiritual”, indicó el Presidente.

– Con Argelia se suscribirán próximamente convenios en materia petrolera. También se revisaron nuevas formas de cooperación en agricultura e intercambio de experiencias productivas.

– Venezuela tendrá en los próximos meses su embajada en Astaná, “para seguir construyendo los acuerdos en todas las materias”, explicó el jefe de Estado.

El mandatario destacó que la República debe asumir la “construcción de un nuevo mundo”, pluripolar y multicéntrico.

Además, resaltó que ha sido evidente la solidaridad de los pueblos con la nación suramericana. “Se ha levantado como nunca antes una ola de simpatía en el mundo en favor de la Revolución Bolivariana. Se ha levantado una ola como nunca antes, con respeto y admiración, por los 120 días de violencia que vivimos” promovida por la derecha, dijo.