En Siria, una vez más, las posiciones del Estado Islámico cerca de Deir Ezzor se han visto sorprendidas por potentes ataques.

Estos ataques han sido realizados por dos submarinos rusos, según ha declarado el Ministerio de Defensa de Rusia, que se encuentran en el Mediterraneo. Se trata de dos novisimos submarinos: el Gran Novgorod y el Kolpino, ambos dotados con misiles Kalibre.

Se lanzaron en total siete cohetes, los cuales iban destinados a destruir almacenes de armas y pertrechos.