El número de personas desplazadas en Sudán del Sur alcanzó los cuatro millones durante el primer semestre de 2017, informó ayer jueves a la prensa el representante especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en ese país, David Shearer.

Asimismo, Shearer aseguró que 1.9 millones de personas fueron desplazadas internamente y otros 2 millones huyeron a países vecinos. Un total de 7.6 millones necesitan ayuda humanitaria urgente, reseñó teleSUR en su portal web.

El representante especial informó también que 11.000 desplazados internos abandonaron campamentos bajo la protección de Naciones Unidas desde comienzos del año y aseguró que si bien esto es una buena noticia, las agencias de la ONU continúan albergando a unos 213.000 personas.

Según el comunicado de la ONU, Shearer estará presente la próxima semana durante el debate de alto nivel de la Asamblea General, y el 23 de septiembre participará en una reunión que evaluará la situación humanitaria de Sudán del Sur, en conjunto con la Oficina de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas.