China anunció planes para establecer en el comercio de petróleo un ‘contrato de futuros’ que se cotizará en yuanes y con posibilidad de conversión en oro. Esto puede conducir a que surja una nueva referencia de precio en los mercados mundiales de crudo bajo ese tipo de contratos y constituir una alternativa al uso del dólar estadounidense en las transacciones respectivas, afirma el portal informativo Rusia Today.

China, que constituye el mayor importador del petróleo del mundo, a puesta a que el nuevo contrato será atractivo para exportadores sujetos a sanciones estadounidenses, que podrán acordar precio y pagos en moneda china y países como Rusia, Irán, Pakistán, Vietnam y muchos otros países podrían estar interesados en tal oportunidad, explicó a RT el experto en inversiones Jim Rogers.

En la industria del petróleo predomina el dólar como medio de pago, lo que permite a Estados Unidos ejerza presiones sobre cualquier productor que “caiga en su desgracia”. Por eso, opina Rogers, naciones como China, Rusia y otras más procuran liberar al comercio y las finanzas mundiales de esta influencia. Añade que el establecimiento del nuevo contrato chino para la compra/venta a futuro puede verse como parte de un largo pero inevitable proceso hacia la disminución del papel de dólar en el comercio de hidrocarburos.

Actualmente, en el mercado mundial de futuros sólo existen contratos de esa naturaleza para los crudos WYI y Brent, y usan el dólar en la determinación de precios. El nuevo contrato chino puede abrir paso a una competencia y gradualmente cambiar las reglas del juego en el mercado energético global.