Las fuerzas de seguridad indias abatieron hoy a dos milicianos provenientes de Pakistán poco después de ingresar al norteño estado de Jammu y Cachemira, un territorio marcado por la violencia separatista.

En declaraciones a la prensa, el portavoz del ministerio de Defensa, coronel Rajesh Kalia, explicó que el choque ocurrió en el distrito de Kupwara cuando los insurgentes cruzaron la Línea de Control (LoC), la frontera de facto en la disputada región de Cachemira.

Recientemente el comandante del Ejército Norte, general Devraj Anbu, reveló que en lo que va de año fueron abatidos en ese estado más de 150 extremistas.

Anbu denunció que unos 475 más esperan en la vecina nación para infiltrarse a través de la LoC.

Las agencias de inteligencia cifran en 75 el número de milicianos que lograron penetrar desde Pakistán en los primeros ocho meses del año, pero nosotros estimamos que el número ronda los 45, subrayó.

Nueva Delhi acusa a Islamabad de respaldar y entrenar a las formaciones radicales que luchan por la independencia o anexión a Pakistán de la Cachemira india, lo cual niega ese gobierno, que los considera actores no estatales.

Ambos países mantienen un contencioso por Cachemira desde la independencia en 1947, que enfrentó a sus ejércitos en tres ocasiones y provocó innumerables conflictos menores.