Un grupo de militantes del grupo terrorista del «Estado Islámico» se rindió al Ejército Sirio en Deir ez Zor, informó a RIA Novosti una fuente informada en la ciudad.

En la víspera, las tropas sirias lograron entrar en el asentamiento de Al-Muria, y también liberar los conjuntos de montañas de Sarda y Carrum de los militantes. Los militantes fueron expulsados de Deir-ez-Zor a una distancia de 5-7 kilómetros al este de los límites de la ciudad, más allá del río Eufrates. Anteriormente se informó de que Deir-ez-Zor, que fue liberado a principios de septiembre, volvía gradualmente a la normalidad después del levantamiento del bloqueo.

«Varios combatientes del «E.I.» se rindieron a las tropas del gobierno. Hasta el momento se habla de una pequeña cantidad», dijo el interlocutor a la agencia.

En qué circunstancias los terroristas se rindieron, la fuente no especifica.

Según la fuente, esto indica que los terroristas en Deir-ez-Zor hoy están muy debilitados y no pueden seguir resistiendo durante mucho tiempo.