Tropas iraquíes preparaban hoy el asalto final a las zonas occidentales de la provincia de Al-Anbar para liberarla de terroristas del Estado Islámico o Daesh.

El grupo de extremistas utilizó a esa zona iraquí como base para sus ataques hacia otras partes del país, en especial en acciones contra la capital.

La presencia del Estado Islámico la sufrieron los residentes y líderes tribales de Al-Anbar por los crímenes cometidos por los terroristas.

Desde hace meses los habitantes de la región solicitaron a las autoridades que aceleraran los preparativos para expulsar a la banda del Daesh.

En julio último, las tropas iraquíes apoyadas por las Unidades de Movilización Popular liberaron a la ciudad de Mosul, tras ocho meses de cruentos combates.

Mientras, en agosto, tocó su turno a Tal Afar, en la cual todavía los uniformados y voluntarios continúan enfrentados a pequeñas células escondidas en túneles y escondrijos.

Etiquetas: ; ;