Dos días de sesiones del Foro de Alto Nivel sobre Flujos de Migrantes en Situación Migratoria Irregular en las Américas en San José, Costa Rica, permitieron reflexionar, analizar y debatir este fenómeno en el hemisferio, donde la movilidad irregular casi se duplicó en dos décadas.

Representantes de 20 naciones del continente dialogaron el 12 y 13 de septiembre en el capitalino hotel San José Palacio sobre los desafíos asociados con los flujos migratorios y posibles estrategias para responder a las crecientes demandas de protección.

En declaraciones exclusivas a Orbe el vicecanciller de Costa Rica y presidente del Foro, Alejandro Solano, apuntó que los países participantes reconocieron a las personas migrantes como sujetos de derechos que, debido a su condición de gran vulnerabilidad, requieren de una protección especial por parte de los Estados.

Este reconocimiento -señaló- constituye un primer paso para el abordaje integral de la migración desde una perspectiva más humana, que promueva el respeto de las personas migrantes y sus familias.

Asimismo, el Foro -convocado a solicitud de Costa Rica- reconoció la urgente necesidad de crear sinergias y aumentar la cooperación multilateral, regional y bilateral sobre migración, y coincidió en la necesidad de propiciar el intercambio de información, mejorar las metodologías de recolección de datos y adoptar un lenguaje común en esta materia.

Solano destacó que los delegados compartieron sus buenas prácticas y recomendaciones que permitirán preparar posiciones y concertar acciones regionales de cara al Pacto Mundial de la Migración, que será discutido el año entrante.

Entre los objetivos fundamentales del encuentro estuvo la presentación del Informe sobre Flujos de Migrantes en Situación Migratoria Irregular provenientes de África, Asia y el Caribe en las Américas, el cual refleja que la migración en el continente americano pasó de 34 millones de personas en 1990 a 61 millones en 2013.

Esa cantidad de migrantes representa un 78 por ciento de incremento en el continente americano, muy superior al 42 por ciento registrado en el resto del mundo.

El vicecanciller tico y presidente del Foro indicó que los delegados exaltaron que sus legislaciones se han ido adaptando a los nuevos desafíos, así como concordaron en la necesidad de actualizar y adecuar a las nuevas características de los flujos de personas en el continente el modelo de gestión de la migración, basado en las 3D (detección, detención, y deportación).

En la clausura del encuentro, la directora general adjunta de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Laura Thompson, aseveró que ‘los desafíos que esta región ha encarado para dar respuesta a los flujos migratorios irregulares que se han presentado, particularmente, durante los últimos cinco años, han dejado claro que en el abordaje de la migración irregular nadie puede solo’.

La solidaridad y la corresponsabilidad son principios esenciales, en particular, para dar respuesta adecuada a realidades migratorias complejas y altamente dinámicas como las que vivimos en nuestra región, explicó.

«No olvidemos nunca que cuando hablamos de migración, incluida la irregular, no estamos hablando de números ni de estadísticas, sino de personas que, como cualquiera de nuestros ciudadanos, merecen toda nuestra preocupación, compromiso y trabajo», exaltó y aseveró que la OIM estará siempre ahí para apoyarlos.

Etiquetas: ;