El Ministerio de Defensa de Rusia ha desmentido la declaración del Pentágono sobre un ataque eventual a las posiciones de las Fuerzas Democráticas Sirias (milicias kurdo-árabes) al norte de Deir ez Zor.

Las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia lanzan ataques de precisión solo contra los objetivos confirmados por varios canales [de información], ha asegurado el portavoz oficial del Ministerio de Defensa ruso, Ígor Konashénkov. Actualmente están sometidas a bombardeos solo las regiones controladas por el Estado Islámico.

El mando ruso en Siria ha informado con antelación a los militares de EE.UU. sobre los límites de la operación bélicaen Deir ez Zor, «para evitar tensión innecesaria», ha afirmado el general. «Dentro de esta operación son eliminados los combatientes, el material blindado e instalaciones de los terroristas tanto en el lado oeste, como el este del río Éufrates».

En primer lugar, ha agregado, son blancos de ataque los puntos desde los cuales los extremistas abren fuego contra las tropas sirias.

Según denunciaron este sábado fuentes en el Pentágono, los milicianos de las Fuerzas Democráticas Sirias (kurdo-árabes) fueron alcanzados por un ataque de aviones militares rusos cerca de Deir ez Zor, al este del Éufrates.

Konashénkov ha destacado que durante días no han sido registrados combates de los terroristas con una «tercera fuerza». «Solo los portavoces de la coalición internacional encabezada por EE.UU. pueden explicar», ha dicho, de qué manera los ‘opositores’ podían penetrar sin combates en las filas del Estado Islámico.

A su vez, el senador ruso Frants Klintsévich ha calificado de «infundadas» las acusaciones y las ha valorado como «una prueba más de que los acontecimientos en Siria no se desarrollan según el guion de la coalición«. Según afirma en Facebook, EE.UU. no puede tolerar que el Ejército sirio con ayuda rusa «haya adelantado a las fuerzas aliadas con las estadounidenses y haya sido el primero en alcanzar la estratégica ciudad de Deir ez Zor».