En mayo de 2017 la compañía de la policía militar bajo el mando del capitán Artiom Kapustin cumplía tareas especiales fuera de los límites de la Federación Rusa.

Durante el mantenimiento de la seguridad al convoy humanitario de la ONU el jefe de la compañía junto con los militares subordinados que hacen el servicio en el puesto de bloqueo, detuvieron y neutralizaron a un terrorista suicida armado con explosivos. Portaba un dispositivo compuesto por dos kilogramos de trinitrotolueno, granadas F-1 y las cápsulas rellenadas con otros elementos. Gracias a la hábil acción y determinación del capitán Artiom Kapustin se pudo prevenir numerosas muertes entre la población civil, la destrucción de medios de transporte y la carga humanitaria de éstos, más la asistencia médica destinada a los civiles.

Etiquetas: ; ;