Un submarino nuclear USS Michigan llega al puerto surcoreano de Busan, 25 de abril de 2017.

EE.UU. podría desplegar submarinos armados con misiles nucleares en la región de Asia-Pacífico por primera vez en 20 años.

La propuesta del envío de submarinos fue presentada por la senadora de Hawái, Mazie Hirono, según anunció el sábado el diario británico Daily Star.

El rotativo agregó que la iniciativa también pide el despliegue de aviones de guerra capaces de portar armas nucleares, el incremento de sistemas de defensa antimisiles, así como el aumento de los ejercicios militares entre Japón y Corea del Sur en la región de Asia-Pacífico.

Las armas nucleares de Estados Unidos fueron sacadas de Corea del Sur en 1991 por órdenes del expresidente estadounidense George W. Bush (1989-1993).

La medida se tomó en un momento en que Corea del Norte, dirigida en aquel entonces por Kim Il-sung (1972–1994), rechazaba cualquier plan para desarrollar armas nucleares.

Sin embargo, más de dos décadas después se reveló el acceso de Pyongyang a los Misiles Balísticos Intercontinentales (ICBM, por sus siglas en inglés), tal como reporta el citado periódico.

Por otra parte, un artículo publicado el viernes en la revista estadounidense The National Interest, advierte a las autoridades de Washington, Seúl y Tokio que el despliegue de armas nucleares en los territorios de Japón y Corea del Sur no solo no tendrá beneficios, sino que afectará seriamente el poderío militar de los tres países, en concreto por los gastos que implicaría la acción.

En respuesta a los ensayos misilísticos y nucleares de Corea del Norte, EE.UU. y sus aliados abogan por aumentar las presiones contra Pyongyang con el fin de obligarle a dejar su programa nuclear.

No obstante, Corea del Norte, liderada por Kim Jong-un, insiste en que realiza sus pruebas nucleares y balísticas en base a su “derecho a la autodefensa” ante las “intenciones hostiles” de EE.UU. en su contra, como las maniobras militares conjuntas Washington-Seúl en la península de Corea.