El emir qatarí, Tamin ben Hamad al Thani.

Los países árabes que rompieron relaciones diplomáticas con Qatar intervinieron en asuntos internos de otros Estados y apoyaron a los terroristas, declaró el emir qatarí, Tamin ben Hamad al Thani.

Al intervenir ante la Asamblea General de la ONU, el emir qatarí subrayó que la lucha contra el terrorismo sigue siendo una de las prioridades de la política de Qatar, y Doha continuará sus esfuerzos en este ámbito.

Al Thani comunicó que Qatar destinó dinero para la educación de siete millones de niños en todo el mundo para evitar que caigan bajo la influencia de la ideología extremista.

Asimismo, volvió a llamar a los países árabes a un diálogo sin condiciones previas y subrayó que a partir del inicio de la crisis Doha ha estado abierta al diálogo, a pesar de un bloqueo «injusto» que afecta negativamente a la economía del país y viola los derechos humanos.

El Gobierno de Qatar calificó de injustificado el bloqueo diplomático y de inviables las condiciones para levantarlo.