Cinco muertes. daños en viviendas y vías dejaron, la víspera, las réplicas del gran sismo del pasado martes de 7,1 en la escala Richter, que afectó el centro del país, informó hoy Protección Civil.

 

Según la fuente tres personas murieron en Oaxaca, dos en Asunción Ixtaltepec y uno en Rancho Llano, a causa de tres movimientos de mediana intensidad, el más fuerte de 6,1.

Juan Carlos, secretario del municipio de Ixtaltepec dijo a la prensa que unas 35 viviendas que estaban dañas colapsaron, así como un puente en reparación.

Mientras en el territorio oaxaqueño 14 edificaciones familiares se derrumbaron. También se reportaron varias personas lesionadas.

Por su parte Heliodoro Díaz, coordinador estatal de Protección Civil, dispuso mantener este domingo los protocolos de revisión y apoyo a los pobladores en las zonas de Istmo de tehuantepec donde sintieron con mayor intensidad los seísmos.

La Comisión Federal de Electricidad labora en el restablecimiento del servicio en las regiones de Tehuantepec, Juchitán, Ixtepec, San Dionisio del Mar, Ixhuatán, Tlacotepec, Totolapilla, Huilotepec, Tequisitlán e Ixtaltepec.

La dirección de salud evacuó cinco hospitales, entre ellos el de Salina Cruzy en la capital oaxaqueña. También se resultaron con daños las iglesias La Merced y La Defensa.

Antes las continúas réplicas, México se mantiene en alerta, hay tensión entre la población máxime cuando los especialistas del Sistema Nacional de Sismología aseguran que los movimientos continuarán y alguno pudiera ser superior al del 6,1 de este sábado.