Fuerzas conjuntas del Servicio Federal de Seguridad (FSB) y del Ministerio del Interior (Minint) arrestaron a cuatro miembros de una célula dormida del movimiento extremista Estado Islámico (EI), informó hoy el Comité Nacional Antiterrorista (NAK).

Tras las detenciones efectuadas por el FSB y el Minint en esta capital y Majashkala, la ciudad cabecera de la república rusa de Daguestán, se hallaron dos alijos de armamentos y al menos dos artefactos explosivos de producción casera para ser activadas a distancia.

De acuerdo con el informe del NAK, los apresados ya ofrecen declaraciones sobre su preparación, posibles cómplices, contactos del EI y los procedimientos para realizar los actos violentos.

La misma fuente señala que las bombas se preparaban para hacerlas estallar en zonas de gran concentración de público y para atentar contra policías y militares, incluido el empleo de armas blancas.

El pasado año, el NAK informó sobre el aborto de más de 400 acciones terroristas en este país, después que el trabajo para desactivar los grupos de sabotaje del EI y otras formaciones similares se extendió a la búsqueda en redes sociales y en comunidades del Cáucaso norte.