Informes anteriores indicaron que las autoridades austriacas habían negado las visas a varios periodistas de Crimea

La UE no está preparada para escuchar la verdad sobre la situación en Crimea, dijeron los periodistas de Crimea que no consiguieron visas austríacas por asistir a una conferencia de la OSCE sobre la libertad de los medios y se les denegó la participación en una teleconferencia.

Informes anteriores indicaban que las autoridades austriacas habían negado las visas al director general de la empresa de radiodifusión Krym, Yekaterina Kozyr, al jefe de la agencia de noticias Kryminform, Maxim Nikolayenko, y al presidente del Sindicato de Periodistas de la ciudad de Sebastopol, Sergei Gorbachov. La negación les impidió asistir a la conferencia.

El jueves, la portavoz oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Maria Zakharova, dijo que a los periodistas se les había negado incluso el acceso por enlace televisivo o una dirección de video.

«No estoy un poco sorprendido por las acciones de la OSCE y Austria que lo están presidiendo en este momento», dijo Maxim Nikolayenko a TASS. «Occidente no puede aceptar la verdad y teme que los reporteros de Crimea le cuenten todo sobre los acontecimientos reales aquí».

Yekaterina Kozyr estuvo de acuerdo con él y dijo que la decisión de la OSCE violó los principios fundamentales del periodismo.

«Europa no está preparada para escuchar la verdad sobre la situación en Crimea hoy y da preferencia a los ‘expertos’ en asuntos de Crimea que nunca han pisado suelo de Crimea», dijo. «No tienen ningún interés en la situación en la República».

Sergei Gorbachov evaluó la decisión de la OSCE como un testimonio de la menguante libertad del periodismo en Occidente.

«Uno puede abandonar todo lo que se habla sobre la libertad de periodismo en Occidente porque ha sido sacudido como un instituto y se está desmoronando», dijo. «Los informes se han convertido en un instrumento, en un rehén de los políticos para esforzarse por cumplir sus propios objetivos y tareas».

Kozyr agregó que los reporteros de Crimea no abandonarían los intentos de decir la verdad sobre la situación en la República de Crimea en los pisos políticos europeos.

«Vivimos en el siglo XXI, una era de innovación tecnologica, y estamos listos para comunicarnos con cualquier región del mundo con la ayuda de enlaces televisivos», dijo. «Desde el punto de vista de las tecnologías, todo lo que tenemos aquí es de primera categoría. No renunciaremos a los esfuerzos por decir la verdad a los europeos».

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;