Las fuerzas populares iraquíes han iniciado la segunda fase de operaciones para limpiar el desierto de Al-Yazira de terroristas de EIIL (Daesh, en árabe).

En un comunicado emitido el viernes, las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe) informaron de nuevos ataques lanzados contra las posiciones de los extremistas de la banda takfirí en esta región desértica, donde se han refugiado tras el avance de las fuerzas iraquíes.

Recordar que la primer fase de la operación en esta zona, que se extiende entre las provincias de Salah al-Din, Nínive y Al-Anbar, se inició la mañana del jueves.

En el segundo día de operaciones, las fuerzas populares iraquíes detectaron y desactivaron minas terrestres que habían colocado los terroristas de Daesh en un aeropuerto, ubicado en la estratégica ciudad de Hatra (al suroeste de la ciudad norteña de Mosul).

El viernes, la agencia francesa de noticias AFP, citando a las Unidades de Movilización Popular, anunció que, desde el inicio de las operaciones en el desierto, se han recuperado 77 aldeas pequeñas y grandes que estaban bajo el control de Daesh.

En tal sentido, el teniente general iraquí Salah Karim indicó que “el objetivo de la operación es impedir que Daesh se derrita en la región desértica y la utilice como una base para (lanzar) sus futuros ataques”, indicó el teniente

Después de la liberación de las ciudades fronterizas con Siria, entre ellas Al-Qim y Rawa, la comandancia del Ejército iraquí dio a conocer que las operaciones militares iraquíes concluirán solo cuando todo el país quede completamente libre de terroristas, algo que el primer ministro del país, Haidar al-Abadi, cree que sucederá “muy próximamente”.

fuente