Un grupo de mujeres haitianas, madres de hijos atribuidos a soldados de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH), ha emprendido una demanda conjunta para reclamar el reconocimiento de la paternidad de los menores y una serie de medidas de asistencia.

Se trata de diez mujeres, madres de once hijos, cuyos padres son soldados procedentes de Uruguay, Argentina, Nigeria y Sri Lanka, quienes regresaron a sus países de origen al término de su servicio militar, sin asumir la responsabilidad derivada de la paternidad.

Entre los casos denunciados destaca el de una joven que tenía 17 años al momento de tener a su hijo, lo que se constituye en un delito de violación, según el Código Penal haitiano.

El Instituto para la Justicia y la Democracia en Haití (IJDH, por sus siglas en inglés), que asiste legalmente a las demandantes, emitió un comunicado en el que asegura que las mujeres han sufrido problemas económicos y de discriminación.

«La ONU ha asumido reiteradamente compromisos para poner fin a la explotación y el abuso sexual por parte de los soldados de mantenimiento de la paz, incluido el apoyo a las madres con reclamos de paternidad», indica el texto de la demanda.

La IJDH agrega que las solicitudes de manutención y paternidad «se presentan en el contexto de un aumento de informes de las Naciones Unidas que documentan la explotación y el abuso cometidos por las fuerzas de paz en Haití y otros países, así como la falta de responsabilidad por esos actos».

fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;