Al menos dos palestinos resultaron muertos y 40 más heridos por soldados israelíes, durante las protestas realizadas ayer contra la decisión de Washington de reconocer a Jerusalén como capital de Israel, tanto en la Franja de Gaza como en varios sectores de la Cisjordania ocupada por el Estado sionista, refieren agencias.

Como Ibrahim Abu Thurayeh, de 29 años, fue identificado uno de los ciudadanos muertos por las tropas de Israel en Gaza. Cabe destacar que Abu Thurayeh sufría de movilidad reducida por haber perdido previamente sus dos piernas; aún así fue asesinado de varios disparos con un arma de guerra.

Al cierre de esta edición, el ministro de Salud de Palestina informó además que poco después otro ciudadano, sin identificar aún, falleció en circunstancias similares a las de Abu Thurayeh.

Con estas dos fatalidades se elevan a cinco la cifra de muertos en Palestina, a manos de soldados israelíes, desde que la semana pasada estallaron las protestas por la polémica decisión del presidente gringo Donald Trump.

Acorde con las fuentes medicas locales, ayer 40 palestinos más resultaron heridos en la frontera de Gaza, entre ellos 10 fueron impactados por balas de combate.

Según estimaciones de las autoridades palestinas, durante las protestas en Gaza participaron unos tres mil 500 palestinos.

Movilización permanente

Además de los heridos atendidos en centros médicos, un número indeterminado de personas fueron lesionadas por balas recubiertas de goma en varios distritos de Cisjordania, donde también se realizaron manifestaciones.

Unos 3.000 palestinos desfilaron en Hebrón, también en Belén hubo protestas, así como en la Ciudad Vieja de Jerusalén. Las manifestaciones comenzaron tras la gran oración semanal en la Explanada de las Mezquitas, tercer lugar santo del Islam.

En el movimiento palestino Hamas, que tras el anuncio de Trump había llamado a una “nueva intifada”, pidió que cada viernes sea un “día de la ira”.

En Cisjordania, separada de la Franja de Gaza por el territorio israelí y destinada un día a formar con ella un estado palestino independiente, pero hoy bajo ocupación israelí, jóvenes palestinos se enfrentan cada día a pedradas con los soldados que responden con balas reales o pelotas de goma.

Para los palestinos, el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel niega la identidad árabe de Jerusalén Este, anexionada y ocupada por Israel, y socava sus aspiraciones a establecer allí un día la capital de su futuro estado.

Etiquetas: ; ; ; ; ;