El 17 de diciembre, Vladimir Putin agradeció a su homólogo estadounidense, Donald Trump, por el aviso de la CIA que llevó a la captura de terroristas que habían planeado ataques con bomba en San Petersburgo.

La información de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos entregada a Rusia sobre los preparativos para un ataque terrorista en San Petersburgo es una muestra perfecta de la cooperación ruso-estadounidense en la lucha contra el terrorismo, dijo el portavoz presidencial ruso Dmitry Peskov a los medios.

«Ciertos contactos entre los servicios especiales de los dos países son esporádicos, pero en este caso particular fue una información muy útil que ayudó a salvar muchas vidas. Esto no puede sino generar satisfacción y un sentimiento de gratitud y ser interpretado como una muestra perfecta de cooperación bilateral en la lucha contra el terrorismo. Este es precisamente el tipo de normas que vale la pena seguir en nuestro curso futuro».

Recordó que el presidente ruso, Vladimir Putin, había dicho más de una vez que ni un solo país era capaz de resistir el terrorismo de manera efectiva por sí mismo, «y este es un ejemplo muy gráfico que muestra que la lucha efectiva contra el terrorismo es posible solo en el contexto de la cooperación varios países, en primer lugar, Rusia y Estados Unidos «.

Peskov estuvo de acuerdo en que la información compartida por la CIA era el primer caso fructífero de cooperación bilateral por parte de los servicios secretos.

«Posiblemente, será correcto decirlo», comentó Peskov.

Confirmó que la información había sido utilizada por el Servicio Federal de Seguridad-FSB para detener en San Petersburgo a siete miembros de una célula terrorista del Estado Islámico (proscrito en Rusia). El FSB declaró la detención el 15 de diciembre. Peskov evitó revelar cualquier detalle del intercambio de información. En parte, se abstuvo de contestar a las especulaciones si la información de la CIA contenía evidencia de que los detenidos podrían haber estado usando el servicio de mensajería Telegram para coordinarse.

«No puedo decir nada al respecto. No tengo esa información», dijo Peskov.

El tema de una nueva reunión entre el presidente ruso Vladimir Putin y su homólogo estadounidense, Donald Trump, no se discutió durante los últimos contactos telefónicos de los dos presidentes, dijo.

Putin y Trump sostuvieron dos conversaciones telefónicas al final de la semana pasada. El viernes 15 de diciembre, según el Kremlin, discutieron problemas bilaterales apremiantes y la situación en áreas de crisis con énfasis en la resolución del problema nuclear de la Península Coreana.

El domingo 17 de diciembre, los dos líderes hablaron por teléfono una vez más. Esta vez, Putin agradeció a Trump los datos proporcionados por la Agencia Central de Inteligencia (CIA), que ayudó a detener a los terroristas que estaban preparando explosiones en la Catedral de Kazán de San Petersburgo y en otros lugares concurridos de la ciudad. La información recibida de la CIA resultó ser suficiente para detectar y arrestar a los criminales, informó el Kremlin.

Durante la conversación, el jefe de Estado ruso le pidió al presidente de los Estados Unidos que transmitiera su gratitud al director de la CIA y a los agentes de inteligencia estadounidenses que obtuvieron esta información. Putin también aseguró a Trump que los servicios de inteligencia rusos, si reciben información sobre las amenazas terroristas contra Estados Unidos y sus ciudadanos, se los entregarán prontamente a sus contrapartes estadounidenses a través de canales de asociación.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;