El actual bloqueo impuesto por Arabia Saudita impide que se realicen importaciones comerciales de alimentos y combustibles, fundamentales para la vida de millones de yemeníes.

El representante del Fondo de la Organización de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), Meritxell Relaño, advirtió que Yemen está a pasos de registrar «la hambruna más grande de los últimos tiempos» debido al bloqueo que desde hace dos años y medio impide las importaciones comerciales de alimentos y combustible, necesarios para salvaguardar la vida de millones de yemeníes.

La situación en el país árabe podría empeorar tras la muerte el pasado 4 de diciembre del expresidente Ali Abdalá Saleh, tiroteado a manos de rebeldes hutíes cuando intentaba salir de la capital del país.

En el país se registran al menos siete millones de personas que subsisten gracias a los alimentos que les suministran organizaciones humanitarias. Además, se suman otros diez millones de personas que están en situación de inseguridad alimentaria y tienen problemas para conseguir comida.

«Estamos hablando de casi 17 millones de personas, esto no lo hemos visto en ningún otro sitio», señaló Relaño.

Aumentan desplazamientos en Yemen tras ataques

Pasa que el bloqueo implantado por la coalición liderada por Arabia Saudita sobre Yemen impide que la población pueda acceder a un sistema de distribución, pues el cerco que hay sobre esa nación no permite la entrada de gasolina y diésel, esenciales para transportar los suministros.

«Si no se levanta el bloqueo a las importaciones comerciales da igual cuánta ayuda humanitaria entre en el país, es imposible que podamos gestionar todos los servicios del país», señaló el representante de Unicef.

Además, denunció que de no abrirse los puertos y permitir la importación de comida habrá una hambruna sin precedentes.

«En el país hay ya dos millones de niños en situación de desnutrición, entre ellos 385.000 niños con malnutrición aguda severa y a un paso de la muerte», sentenció.

fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;