El martes, el gobierno de Japón tomó la decisión de expandir el escudo de defensa antimisiles del país con los sistemas de defensa de misiles Aegis Ashore fabricados en Estados Unidos.

Los planes de Japón para instalar los sistemas de defensa de misiles Aegis Ashore de Estados Unidos son totalmente defensivos y no representan una amenaza para Rusia u otros estados vecinos, dijo el servicio de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores japonés al comentar las preocupaciones expresadas por Moscú y Pekín.

«Los esfuerzos que nuestro país ha estado haciendo en el campo de la defensa contra misiles son puramente defensivos, Japón opera tales sistemas de forma independiente», dijo el portavoz del ministerio. «No representan una amenaza para Rusia ni para ningún otro estado vecino. Al utilizar diversas oportunidades, muchas veces hemos notificado a Rusia al respecto, particularmente en la reciente reunión entre los ministros de relaciones exteriores de los dos países», agregó.

El martes, el gobierno de Japón tomó la decisión de expandir el escudo de defensa contra misiles del país con los sistemas de defensa antimisiles Aegis Ashore fabricados en Estados Unidos, que supuestamente ayudan a garantizar la seguridad del país frente a posibles ataques con misiles balísticos y de crucero.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China expresó el martes su preocupación por la decisión de Tokio, que, según Pekín, podría afectar la seguridad global y la confianza entre las naciones.

Rusia también ha expresado en numerosas ocasiones su preocupación por los planes de Japón para introducir los sistemas Aegis Ashore. En particular, el viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergey Ryabkov, dijo que influía directamente en los intereses de seguridad de Moscú. En cuanto a Europa, dichos sistemas ya se han instalado en Rumania y pronto se desplegarán en Polonia.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;