China rechaza las medidas de fuerza y las sanciones económicas, como las que aplica unilateralmente EE.UU. contra Venezuela.