Los legisladores rusos aprobaron un acuerdo para expandir la instalación de reabastecimiento naval de Tartus en Siria a una base naval con todas las de la ley, capaz de albergar naves de energía nuclear, tras la retirada de las tropas rusas de Siria.

El presidente envió el acuerdo el 13 de diciembre a la cámara baja del parlamento ruso, la Duma.

El acuerdo tendrá una vigencia de 49 años, otorgando a la Armada rusa acceso a aguas territoriales y varios puertos de la República Árabe Siria. El territorio de la instalación se puede ampliar hasta 24 hectáreas, según el viceministro de Defensa de Rusia, Nikolay Pankov, y la base podrá aceptar hasta 11 buques a la vez, incluidos los buques de propulsión nuclear.

fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;