El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha pedido a los servicios especiales que protejan la vida pública y política de Rusia de la interferencia externa.

El jefe de Estado hizo un discurso en una noche de gala dedicada al 100 aniversario del Día de los Oficiales de Seguridad del Estado.

Putin informó a la audiencia que la tarea de los contrainteligentes nacionales es poner una barrera confiable a los intentos extranjeros de interferir activamente en la vida política y pública de Rusia.

El presidente de Rusia enumeró las tareas a realizar por los empleados de los servicios especiales rusos: información y apoyo analítico de decisiones estatales importantes en defensa y política exterior de la Federación Rusa, lucha contra el crimen y la corrupción, control fronterizo, protección del estado y instalaciones especiales, y garantizar la fiabilidad de las comunicaciones gubernamentales y los sistemas gubernamentales.

Putin confía en que los representantes de las agencias de seguridad del estado de la Federación de Rusia se esforzarán por obtener los máximos resultados y «actuar de manera firme, altamente profesional y efectiva».

El jefe de Estado señaló que Rusia continuará liquidando sin piedad los focos de los extremistas junto con los países que están listos para luchar contra esta amenaza global.

Citó el ejemplo de los servicios especiales rusos en Siria, donde el reconocimiento preciso y la supresión de los canales de suministro de armas a los militantes fueron una gran contribución a los esfuerzos del ejército, la aviación y la flota para vencer al principal grupo de terroristas que amenazaba a Rusia.

fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ;