Los presidentes de Rusia y Turquía, Vladímir Putin y Recep Tayyip Erdogan, debatieron la situación en Siria en una conversación telefónica, comunicó el Kremlin.

El comunicado señala que los mandatarios mantuvieron «un intercambio detallado de las opiniones sobre el desarrollo de la situación en Siria».

«Se constató la necesidad y la eficacia de la cooperación ruso-turca para lograr un acuerdo político estable», añade.

Además, Putin y Erdogan «expresaron la esperanza de que en la octava ronda de las negociaciones sirias en Astaná se logre acordar aspectos concretos de la celebración del Congreso del Diálogo Nacional Sirio en Sochi».

Rusia, Turquía e Irán, países garantes del proceso de paz sirio y promotores de las negociaciones de Astaná, anunciaron este año la creación de cuatro zonas de distensión.

Las áreas abarcan la gobernación de Idlib, parte de las vecinas Latakia, Alepo y Hama, parte del norte de la gobernación de Homs, Guta Oriental y determinadas zonas del sur de Siria, en las gobernaciones de Deraa y Al Quneitra.
Siria vive desde marzo de 2011 un conflicto armado en el que las tropas gubernamentales se enfrentan a grupos armados de la oposición y a organizaciones terroristas.

Las hostilidades causaron más de 400.000 muertos, según las estimaciones del enviado especial de la ONU, Staffan de Mistura.

La situación en torno a Jerusalén
Los presidentes de Rusia y Turquía examinaron también la situación en Oriente Medio después de que la Asamblea General de la ONU aprobara la resolución sobre el estatus de Jerusalén, informó el servicio de prensa del Kremlin.
Putin y Erdogan «analizaron la situación en Oriente Próximo en el contexto de la resolución sobre el estatus de Jerusalén aprobada por la Asamblea General de la ONU», dice el comunicado publicado en el sitio web del ente.

Los mandatarios reafirmaron su compromiso a «seguir contribuyendo a la solución del conflicto palestino-israelí basándose en las normas del derecho internacional y la realización del derecho del pueblo palestino de crear un Estado independiente».

Además, los líderes de ambas naciones debatieron las cuestiones actuales de la cooperación bilateral que «se está desarrollando con éxito».

​A su vez, una fuente de la Presidencia turca dijo que Turquía agradeció a Rusia por haber avalado en la Asamblea General de las Naciones Unidas una resolución que rechaza la decisión estadounidense de reconocer Jerusalén como capital de Israel.

«Nuestro presidente [Recep Tayyip Erdogan], en una conversación con su homólogo ruso Vladímir Putin, le agradeció el apoyo a la resolución sobre Jerusalén», reveló el funcionario.

fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;