La decisión de las autoridades estadounidenses de enviar armamento letal a Ucrania tiene «claras connotaciones políticas» y constituye un paso hacia la guerra, declaró el jefe del Comité de Asuntos Internacionales del Consejo de la Federación (Senado) de Rusia, Konstantín Kosachiov.

El político ruso indicó en su cuenta de Facebook que «una interpretación errónea de la situación en el sureste [de Ucrania]» y las «ambiciones rusófobas» de Kiev y Washington mantienen como rehenes a millones de personas —que esperan de los políticos la paz, y no la guerra—». Subrayó que la reciente decisión del Pentágono es un paso más hacia la confrontación.

Al mismo tiempo, afirmó que «pese al uso del término ‘carácter defensivo'», el reciente acuerdo entre Kiev y Washington no tiene nada que ver con la realidad, ya que «nadie tiene ninguna intención de atacar a Ucrania».

El portavoz del presidente de Rusia, Dmitri Peskov, a su vez, dio la voz de alarma porque «la decisión de EE.UU. desataría un nuevo baño de sangre».

El viceministro de exteriores ruso Sergey Ryabkov, por su parte, declaró que EE.UU. «ha cruzado la línea roja».

«Esta vez no a través de contratos comerciales, que las compañías estadounidenses han estado cumpliendo silenciosamente durante mucho tiempo, sino mediante un programa estatal», señaló.

Etiquetas: ; ; ;