La crisis en Yemen es una de las principales preocupaciones de las Naciones Unidas este año, a pesar de los esfuerzos para aliviar el conflicto, más de 22 millones de personas necesitan ayuda humanitaria.

Así lo afirmó el coordinador de socorro de emergencia de la ONU, Mark Lowcock, quien instó a las partes a comprometerse a resolver el enfrentamiento y permitir que los alimentos y otros productos ingresen al país.

De los más de 22 millones de personas que necesitan asistencia humanitaria, 8,4 millones están al borde del hambre, mientras que los ataques contra la población civil continúan, advirtió Mark Lowcock.

En medio de esta situación, es esencial que las importaciones comerciales de alimentos, medicinas y combustibles puedan llegar a todos los puertos, insistió. Yemen importa aproximadamente el 90 por ciento de sus alimentos y casi todo su combustible y medicinas.

Lowcock se comprometió a trabajar con todas las partes interesadas para facilitar la entrada de productos: «Espero que las importaciones comerciales de suministros críticos se estabilicen en niveles adecuados».

Ayer, informó, finalmente hubo un atraque comercial de combustible después de más de un mes sin poder realizar una operación como esa. Mientras que las importaciones de alimentos se reanudaron en las últimas semanas.

Pero las importaciones comerciales por sí solas no serán suficientes para hacer frente a la gran crisis humanitaria en Yemen o proporcionar una solución sostenible, destacó el Coordinador de Ayuda de Emergencia.

Tres años de conflicto en Yemen han causado hambre generalizada, desnutrición, desplazamiento interno, el mayor brote de cólera en el mundo, un alarmante brote de difteria y otros complejos desafíos humanitarios, enfatizó.

También instó a las partes en el conflicto a permitir un acceso humanitario incondicional y sostenido, tanto para el personal como para los suministros.

fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;