En la víspera de Navidad, las campanas de la iglesia han vuelto a sonar en la Iglesia de San Pablo en Mosul por primera vez en tres años, después de que la ciudad fue liberada de los terroristas del «Estado Islámico».

Tanto cristianos como musulmanes asistieron a un servicio especial en la Iglesia para conmemorar el nacimiento de Jesús.

Un miembro de la congregación, Uday-Al-Adhamy tuvo un mensaje positivo para los asistentes a la iglesia esta Navidad.

«Como pueden ver, esta iglesia está destruida, pero algunas personas de esta ciudad se ofrecieron como voluntarios para reconstruir la iglesia, debido a su importancia como mensaje de paz para todo el mundo. Las campanas de la iglesia están de regreso en la ciudad», dijo.

Cuando los terroristas del «Estado Islámico» tomó Mosul, la población cristiana de la ciudad fue perseguida, y muchos fueron obligados a irse. Desde que las fuerzas iraquíes recuperaron la ciudad del norte en julio del 2017, su antigua población cristiana ha comenzado lentamente a regresar.

Fuente

Etiquetas: ; ;