Croacia y Hungría expulsaron ilegalmente de su territorio a Serbia en el año 2017 a cerca de 1,5 mil migrantes. Así lo afirmó el director del Centro Serbio de Protección y Asistencia a los solicitantes de asilo, Radosh Djurovich.

«Croacia y Hungría están deportando inmigrantes al territorio de Serbia, tratando de convertir a nuestro país en una zona de amortiguación. Croacia, por ejemplo, envía 30 personas diarias a Serbia. En total, en el 2017, Hungría deportó a Serbia a cerca de 1.000 inmigrantes, Croacia expulsó a 500 personas en el mismo período. La deportación ilegal de migrantes no solo es una violación de las leyes y regulaciones internacionales, sino también una violación de las leyes de la UE y los acuerdos de Schengen», dijo Jurovic.

Previamente, en una reunión del Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores de la OSCE en Viena, Ivica Dacic, Primer Viceprimer Ministro y Ministro de Relaciones Exteriores de Serbia, pidió a la OSCE que resuelva el problema de los inmigrantes «con todas las medidas posibles».

A través de Serbia pasa la llamada ruta de migración de los Balcanes, sobre la cual han viajado unas 900 mil personas en los últimos tres años. Además, las fuerzas combinadas del ejército y la policía de Serbia para el año 2017 impidieron varias decenas de miles de intentos de migrantes para cruzar ilegalmente la frontera del estado. Al mismo tiempo, la mayoría de los refugiados no quieren quedarse en Serbia, buscando ingresar a la Unión Europea. Por el momento, hay varios miles de migrantes en el país esperando ser enviados a la UE.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;