El presidente de China, Xi Jinping, consideró que 2017 fue un año trascendental para el desarrollo del Partido Comunista (PCCh) y del país, debido a los avances en la promoción del socialismo con sus propias características.

Xi comentó que en estos 12 meses la nación asiática también ha profundizado todos los aspectos de su política de reforma, que, junto con la apertura, constituye la base del actual proceso de revitalización socioeconómica.

«China promovió la diplomacia en todos los frentes y se mantuvo comprometida con la construcción de una comunidad de futuro compartido para la humanidad», dijo en una reunión con el Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, el máximo órgano asesor.

El presidente destacó la consolidación y los mayores resultados en 2017 de la campaña contra la corrupción, que describió como un viaje interminable.

Por otro lado, llamó a intensificar los esfuerzos para continuar con la prosperidad y la estabilidad socioeconómica del gigante asiático durante 2018.

Xi también habló de los planes para un mayor desarrollo en las regiones administrativas especiales de Hong Kong y Macao, bajo el principio de un país, dos sistemas.

El gobierno, dijo, mantendrá esa misma política para avanzar en las relaciones pacíficas con Taiwán y se opondrá a cualquier acción separatista.

Además, enfatizó la importancia de fortalecer la cooperación, la unidad y las consultas multipartidistas bajo el liderazgo del PCCh a fin de materializar los objetivos definidos en el XIX Congreso de esa organización.

A nivel internacional, reiteró la voluntad de China de contribuir a la paz duradera, el progreso compartido, la seguridad y la mejora ambiental del planeta.

Finalmente, Xi felicitó a la gente en general, a las organizaciones e instituciones públicas y privadas de su país por el Año Nuevo, así como a las naciones amigas.

fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;